Menú

Idiomas

Exposición

JOSÉ LUIS LANDET: MATERIALISMO DE UN DESCARTE

Materialismo de un descarte

Percepción del universo Landet.

Sección 11: Compostaje.


Se trata de una técnica mediante la cual se crean las condiciones necesarias para que, a partir de residuos orgánicos, los organismos descomponedores fabriquen un abono de elevada calidad.

José Luis vive de los descartes culturales y desarrolló una práctica que es la construcción constante y rítmica de un gran suelo     ATLAS     que se despliega en múltiples direcciones de forma sostenida.

Admite todo tipo de manifestaciones: Pintura, literatura, cartas, fotografías, enciclopedias, etc. El movimiento que genera en busca de material simbólico es el que mantiene su tierra oxigenada, el soporte sobre el cual el trabaja.

Los descartes son desmesurados de forma diaria y sistemática contribuyendo a la fragmentación y descomposición de la materia simbólica. Este comportamiento favorece la incorporación de nuevos atributos para su propio universo: La liberación de formas originales.

Así es como el suelo de Landet es un gran manto de materia orgánica procurado por el mismo. No es exagerado pensar que esta extensión ocupa toda la capa terrestre, ya que no hay corte en su producción y reproducción. La obra es su materia vital o material viviente. Cada “desecho” que el encuentra se replica en infinidad de formas e infinidad de materias.

Materialismo de un descarte reúne una pequeña parte del Universo Landet.  A partir de pinturas de artistas amateurs adquiridas en los mercados de pulgas (años 40 a 70).  José Luis realiza un primer gesto que es la fragmentación de estas obras. Una vez segmentadas, agrupa según su antojo: color, forma, firma, textura, temática, etc. Luego las pega o continúa recortando, les prende fuego, las lija, las pinta, las dibuja, las sumerge, etc. Todos estos gestos son hechos en pos de reivindicar a eses autores invisibilizades y arrumbades por la historia hegemónica. José Luís pone luz.

En tanto los bordes de las pinturas: Son las zonas mas perjudicadas por el paso del tiempo, la tela da la vuelta en el bastidor para auto sujetarse y poder exhibirse. Pero terminan marcadas y oxidadas por los clavos. Landet rescata esos escombros y nos arma una nueva narrativa, esos bordes son la materia troncal de Materialismo de un descarte: 

Mapas de paisajes pintados y dibujados sobre sí para seguir yendo hacia adentro en busca de materia simbólica. Bucle que se repliega en sí mismo y se vuelve infinito.

 

Lucila Gradin

 

15 DEC - 10 FEB

Dossier